Skip to content

February 20, 2014

LA DIETA PARA LAS POMPIS, ¿Existe tal Cosa?

by Claudia M. Gonzalez MS. RD. LDN

THE BUTT DIET, DOES IT REALLY EXIST?

Claudia M. Gonzalez MS. RDN. LDN.

Butt-Lifting

 

 

 

 

 

 

 

 

En el mercado de las dietas existen muchas y de todo tipo, y aunque principalmente las usamos para perder peso, muchas veces a través de ellas también queremos mejorar o arreglar diferentes partes de nuestro cuerpo.

No cabe duda que la mujer latina -en reglas generales- se caracteriza por sus sensuales curvas y continuamente somos bombardeadas con imágenes de las ‘pompis’ ideales y perfectas, algunas naturales y otras no ‘tan naturales’.

Sin embargo, si eres de las personas que no quiere llegar a un quirófano para agrandarlas o perfeccionarlas, la alimentación y el ejercicio pueden ser de gran aliado para lograr un trasero bien definido y tonificado, siempre y cuando la constancia y la paciencia formen parte de esa meta.

A continuación te presentamos una serie de consejos que pueden ser de gran beneficio no solo para esa parte del cuerpo sino para tu salud en general.

Evita a las toxinas

Una piel firme no solo es consecuencia de un régimen de ejercicios, sino de una dieta libre o baja en toxinas y rica en comidas frescas.  Evita o disminuye el consumo de cafeína, azúcares refinados, dulces, postres, frituras, cigarros y el alcohol.  De vez en cuando te puedes dar tus gustos, como el usar la regla del 90/10.  Es decir, durante la semana consume un 90% de alimentos esencialmente saludables y  el 10% restante, si deseas, te mimas con antojos de comidas, y sin exagerar.

Fibra, fibra y más fibra

Seguro has escuchado que la fibra es algo saludable.  Aparte de ayudarnos a bajar de peso, ésta es esencial para optimizar la función del sistema digestivo, como el prevenir el estreñimiento. La fibra es como un limpiador natural del cuerpo.  Existen dos tipos de fibra, la soluble y la insoluble.  Para aumentar el consumo de fibra en tu dieta, hazlo de forma paulatina, toma suficiente agua, y encuéntrala en los granos integrales, cereales, frijoles, frutas, vegetales y semillas/nueces.

Proteína: esencial nutriente

La proteína es reparadora de tejidos. Inclúyela en cada una de tus comidas (desayuno, almuerzo, cena y/o meriendas). La proteína le provee a tu cuerpo aminoácidos esenciales que ayudan a la musculatura de tu cuerpo, aparte de saciar tu apetito y mantenerte llena por más tiempo.  Procura incluir proteínas animales magras en tus comidas diarias, y opta también por proteínas vegetales como las legumbres, nueces, quinua, entre otros.

Disminuye las calorías nocturnas

No es que las calorías consumidas en las noches sean las que necesariamente te engorden- ya que el exceso de calorías engordan sin importar a la hora en que las comas.  El problema reside en que en las noches tendemos a ser más sedentarios, y en ocasiones también empezamos a picar o comer más de lo indicado. Por lo tanto, el dicho de ‘desayuna como rey, almuerza como príncipe y cena como pobre’, puede ayudarte a mantenerte delgada y en forma.

¿Cuántas calorías?

Cuando el cuerpo tiene calorías de más, éste las coloca alrededor del cuerpo en forma de grasa, y en muchas circunstancias en donde no queremos. No te obsesiones necesariamente con contar las calorías, pero para que tengas una idea de las recomendaciones generales de nutrición, sigue uno de los siguientes planes:

Si mides entre 5’o” a 5’3” haz una dieta de 1,200 a 1,400 calorías (Plan A)

Si mides entre 5’4 a 5’6” haz una dieta de 1,500 a 1,700 calorías (Plan B)

Si mides entre 5’7 a 5’9” o más haz una dieta de 1,800 a 2,000 calorías (Plan C)

Plan A

Desayuno: 300 a 400 calorías

Almuerzo: 400 calorías a 500 calorías

Cena: 300- 400 calorías

Merienda: 2 de 100 calorías cada una

Plan B

Desayuno: 400 a 500 calorías

Almuerzo: 500 calorías a 600 calorías

Cena: 400 calorías

Merienda: 2 de 100 calorías cada una

Plan C

Desayuno: 400 a 500 calorías

Almuerzo: 600 calorías a 700 calorías

Cena: 500 calorías

Merienda: 2 de 150 calorías cada una

Ejercicios

Y por supuesto no te olvides de hacer ejercicios ‘localizados’, es decir, especialmente para tus pompis. Comiendo una dieta balanceada y manteniéndote activa, es posible que tu trasero se mantenga firme e inclusive con el pasar del tiempo.

Advertisements
Read more from DIETAS

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Note: HTML is allowed. Your email address will never be published.

Subscribe to comments

%d bloggers like this: