Skip to content

January 9, 2014

RESOLUCIONES DE AÑO NUEVO ¿TODAVÍA POR EMPEZAR?

by Claudia M. Gonzalez MS. RD. LDN

New Year’s Resolutions, Yet to Begin?

Claudia M. González MS. RDN. LDN.

new-year-resolutions

Un año nuevo se presta y es una invitación para planear nuestro futuro, hacer resoluciones y/o empezar una ‘vida mejor’.  

De acuerdo al portal oficial del gobierno de los Estados Unidos (U.S. Government’s oficial web portal) las siete resoluciones más comunes del nuevo año son, (7) estar en forma, (6) ahorrar dinero, (5) conseguir un mejor trabajo, (4) obtener estudios más avanzados, (3) dejar de fumar, (2) hacer voluntariado, y la resolución número uno, por supuesto, perder peso.

Sin embargo y regularmente, esas resoluciones se esfuman como por arte de magia e inclusive antes de haberse empezado.  De acuerdo a los expertos, esto se debe a que éstas son muy abstractas, nadie las supervisa, las hacemos generalmente una vez al año, y algunas pueden ser de mayor reto o más difícil de lograr.

El mejor ejemplo de una resolución abstracta (y su fracaso) está relacionada con la pérdida de peso. Queremos bajar de peso, pero no determinamos el método o sistema para lograrlo, como el tipo de dieta o plan a seguir, el tener metas de perder tan sólo una a dos libras por semana, y/o hacer zumba tres veces por semana.

Las otras causas mencionadas son el no contar con una persona como la pareja o amistad que nos supervise o motive, el hacer resoluciones solo a principios del año y no cuando sean necesarias, y por último las de mayor reto como el dejar de fumar, que puede requerir de la ayuda de un doctor y un grupo de apoyo.

¿Qué hacer entonces?

Lo más recomendable es hacer resoluciones que sean realistas y obtenibles. Si hablamos de bajar peso y estar más en forma, la idea es balancear a nuestras opciones, entre las saludables y las no tan saludables, y que se puedan lograr.  Por ejemplo, “voy a comer vegetales al menos en una de mis comidas del día”, mientras que la otra sea, “voy a seguir comiendo postres, pero solo una vez por semana”.  Otros ejemplos, “voy a salir a caminar por 30 minutos de cuatro a cinco veces por semana”, y “reconocer, que aunque quiera ir al gimnasio, por ahora es algo que no puedo hacer”.

En pocas palabras, tomar decisiones basadas en lo que podamos hacer y lograr en un determinado momento o tiempo en nuestras vidas, considerando siempre que las resoluciones tienen que ser para mejorar, y salpicarlas con un toque de realismo y honestidad de nuestra parte.

Advertisements
Read more from MUJER

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Note: HTML is allowed. Your email address will never be published.

Subscribe to comments

%d bloggers like this: