Skip to content

March 6, 2012

GORDITO, NO SIGNIFICA SALUDABLE

by Claudia M. Gonzalez MS. RD. LDN

Gordito, Doesn’t Mean Healthy

Claudia M. Gonzalez MS. RD. LDN

(Originally published at  anamariapolo.net)

Seguramente ha escuchado decir que un niño ‘gordito’ es signo de salud y vitalidad. Es más, si usted es mamá, es posible que su propia madre, suegra o abuela le hayan dicho que su niño necesita comer o engordar un poco más.  Es muy usual que recibamos muchos consejos de nuestros seres queridos sobre cómo alimentar a nuestros hijos; y es muy común también que nosotros los hispanos, lleguemos a creerles más a nuestros familiares en cuestiones de salud, que a los propios expertos.

Profesionalmente, he tenido la ocasión de tratar a muchos niños con exceso de peso. Según datos de diversos estudios sobre nutrición y salud la proporción de niños obesos en Estados Unidos se ha triplicado desde 1980. Hay más de nueve millones de niños en el país cuyo peso está por encima de lo normal. Y a nosotros los latinos estas cifras nos afectan especialmente, porque los niños más gorditos de todos, son nuestros hijos; desde la edad preescolar hasta la adolescencia.

El problema es que las cosas han cambiado bastante en las últimas décadas. Antes, un niño gordito tenía más posibilidades de convertirse en un adulto sano y normal porque las comidas y la actividad física lo ayudaban a contrarrestar el sobrepeso. Entre otras cosas, no se utilizaba tanto la comida rápida, las porciones eran mucho más pequeñas que ahora, se comía más en casa, se caminaba para ir a la escuela,  y el jugar fuera o pasear con la familia era más común. Ahora, un bebé gordito tiene muchas probabilidades de ser un niño gordo y después un adulto obeso.

Por lo tanto, ya no se puede pensar que un niño ‘gordito’ es un niño saludable.  Al contrario, debemos informarnos, para primero, no ser una estadística más; y segundo si el problema ya está en casa, tomar riendas en el asunto para corregirlo.  Es por eso que la idea de escribir un libro nació y el fruto fue escribir “Gordito, No Significa Saludable”, publicado ya hace un par de años.  Y por supuesto, como siempre les recomiendo a los padres de mis pacientes pequeños, es que la buena nutrición debe ser enseñada a nuestros  niños como se le enseñan otras cosas, y aún más importante es que se practiquen las buenas costumbres de alimentación y ejercicio físico por toda la familia.

Cuando hay un niño con sobrepeso u obeso en la casa, el problema no es solo de él o ella; el problema es de todos los miembros de la familia.  Una dieta rica en frutas, vegetales, verduras, carnes y lácteos bajos en grasa, y granos integrales, deben ser parte de la alimentación diaria. Sin embargo, comida rápida o chatarra, para raras ocasiones, y esto significa tanto la preparada en casa como la comprada.

La obesidad infantil es en la actualidad un grave problema, por lo tanto, no se puede ignorar.  Actuemos ya para que nuestros niños puedan tener una adolescencia y adultez saludable.

Advertisements
Read more from NIÑOS

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Note: HTML is allowed. Your email address will never be published.

Subscribe to comments

%d bloggers like this: