Skip to content

May 25, 2011

1

AYUDANDO A TU HIJO CON SU PESO

by Claudia M. Gonzalez MS. RD. LDN

Helping Your Overweight Child

Claudia M. Gonzalez MS. RD. LDN

(Originally published at  http://www.serpadres.com)

En los Estados Unidos, uno de cada cinco niños tiene sobrepeso y los números van en ascenso; es decir que se va en camino a que sea más de uno por cinco niños que lidie con este problema.

¿Por qué engordan los niños?

Esto se debe a una serie de razones, pero primordialmente es por una de las tres siguientes causas: la falta de actividad física, alimentación poco saludable, y genética.

¿Tiene mi hijo sobrepeso?

Si tienes dudas sobre la condición del peso de tu hijo, es muy importante que hables con el pediatra y/o con una dietista registrada para determinar si existe un problema de peso.

Es indispensable también, que te dejes guiar por los expertos y que no saques tus propias conclusiones o te des por vencida, como el decir, “esto es de familia, todos somos así en casa, y no hay nada que hacer”.

¿Cómo puedo ayudar a mi hijo(a)?

Bríndale apoyo –  Lo más importante es que tu hijo o hija sepa que él o ella está bien, sin importar el peso que tenga ahora o su físico.  Los niños basan su autoestima primordialmente en lo que los padres le dicen, y por eso es imperativo evitar criticar su apariencia o valorarlos por como se ven o quiseramos que se vean.

Enfócate en la familia –  Raramente un niño engorda por su propia cuenta ya que él o ella depende de lo que se le sirva en casa, se le permita comer, los alimentos que se compran y el ejemplo que le dan sus padres; entre otros factores.  Por lo tanto, en vez de separar al niño obeso con una dieta o un trato especial, es toda la familia que tiene que hacer cambios positivos de estilo de vida y bienestar.

Aumenta la actividad física –  Muchos de nosotros crecimos correteando por la calle, y lejos de las computadoras o largas horas viendo televisión.  Y el hecho de que ahora nuestros niños vivan en la era  tecnológica, no significa que la actividad física ya no es necesaria.  Todo lo contrario, es ahora cuando más debemos planearla, implementarla y practicarla.

¡Todos a comer saludable! – Si como padres repetimos  una y otra vez que no nos gustan los vegetales, a nuestros hijos, es muy probable que tampoco les lleguen a gustar.  Igualmente, si no comemos suficientes  frutas y vegetales en casa, tampoco, quizás los niños lo hagan.  Dar el ejemplo, es esencial para una alimentación saludable.  Debemos comprar en casa lo que queremos que se coma, y debemos preparar en casa lo que queremos que también se coma.

A los niños no se les puede dejar a la deriva de cajas, paquetes, bolsas, microondas, y comida chatarra para que se alimenten.  El comer saludable requiere generalmente de más trabajo y es más díficil de sobrellevar que el pasar frecuentemente por un restaurante de comida rápida.  Pero por unos hijos saludables, vale la pena el ‘sacrificio’.

No contribuyamos a que nuestros niños se enfermen, y que sean ellos la generación de la que ya se habla, que los años de vida de un niño con sobrepeso y obesidad se les pudiera estar acortando.  Tomemos acción ahora y démosle la atención debida que este problema requiere.  


Advertisements
Read more from NIÑOS
1 Comment Post a comment
  1. Nov 30 2011

    I agree completely…

    Reply

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Note: HTML is allowed. Your email address will never be published.

Subscribe to comments

%d bloggers like this: